Contactar con la esencia: ¿cuál…la de vainilla?

Se comenta en los atestados vagones del subte, en las colas de peaje de autopistas y rutas angostas, y hasta en las ex colas de los bancos (ahora nos entregan algoritmos para esperar nuestro turno, extrañas combinaciones de letras, números y caracteres chinos) que tenemos que volver a la esencia, contactar con ella. ¿Pero qué componente extraño tenemos en el cuerpo que no lo conocíamos, que no sale en ningún diagnóstico por imágenes?

Leer más