Mentor y el poder de la palabra

MentorArte…

Hace casi 18 años que soy artista callejero y en innumerables ocasiones cree mediante mí show sensaciones en las personas, claro como todo artista para ser consensuado como tal; debe generar estímulos, crear sensaciones …conmover … Para mí fortuna cada día en que iba a realizar el show ocurría algo fuera de lo común, los días esos se podía esperar cualquier cosa. Momentos de show con la adrenalina de romper esa forma de pasajeros y convertirlos en espectadores. Mi impronta entre rostros sombríos, añejados por la cotidianeidad de lo monótono e inclaudicable, otros inquietos por recién estar despertando a la vida y la mayoría intentando el resguardo de su ser posando la mirada hacia un lugar inaccesible para cualquier mortal, escapando de conectar conotro ser humano. Viviendo ese momento intermedio antes de llegar a algún destino, por lo general de la casa/ trabajo/ escuela/ facultad, entre esa pequeña multitud con palabras e ilusiones lograba encantarlos y devolverlos a la sociedad ilusionados. Siempre me escribían en la página mencionando que les había cambiado el día, ya que venían o iban de experiencias y pensamientos, o situaciones agobiantes. Una de esas veces resulta que se trató de un adolescente…una edad complicada… dónde no se es ni niño, ni adulto. A este muchacho de 16 años le pregunté en uno de mis actos enseñándole un mazo de cartas si el confiaba en su mismo; a lo que el respondió que no, a modo de defensa. Yo entonces redoblando mí apuesta lo mire y dije que cuando uno confía en si mismo la magia interna emerge y si uno confía en si mismo, el resto también confía en uno. Por que vivimos en un mundo donde nadie sabe cómo ser y todos tratan encajar. Y entre ser o no ser, lo mejor es ser y lo único que nos separa del ser es el «no» por lo que hay que extirpar el no y hay que «ser» y para ser hay que confiar, es más le añadí, para serte sincero todos los que están viajando viven en una extrema incertidumbre, ya que nadie sabe porque nace, o porque muere . Entonces después de esto dime; tú crees en ti …el dijo si …y todo el vagón a esas alturas estaba expectante le pedí que elije una carta la muestre sin que yo la vea y luego la coloque en el mazo, lo mezcle le pedí que lo tomara nuevamente entre sus dedos de un extremo y yo del extremo contrario y de todo el mazo, el se quedó con la carta elegida la gente aplaudió el y sus amigos se quedaron asombrados, mí show siguió. Pasaron doce años y me escribió lo que les relate, a lo que añadió que ese día era hasta el momento anterior de cruzarme por primera vez… un día jodido… De hecho fue un tiempo jodido para el, pero luego de ese show la carta que había sacado de el mazo y posteriormente regale lo acompañó siempre. Y le dio fuerzas en todo momento donde las dificultades querían coptarlo, el sacaba esa carta como amuleto de la suerte y podía resolver sus dificultades y salir adelante. Por lo que me agradecía haber estado con el y darle ese tesoro ese rey de diamantes que siempre llevaba consigo. Con el tiempo supo convertirse en un gran abogado y tenía dos empresas, a lo cual con lo dificultoso de los últimos 4 años y las políticas socioeconómicas una de sus empresas se vino abajo, entonces en esos días dónde barajaba que hacer con ella, después de tantos años se fue a tomar el subte solo para encontrarme. Algo con pocas probabilidades teniendo en cuenta que soy artista callejero, no tengo días, ni horarios, a eso sumado la cantidad de formaciones de subtes, vagones y líneas. El optó por ir dónde me vio por primera vez, para su fortuna mientras esperaba el subte llego el primero se subió en un vagón miro y yo estaba ahi, no pudo decirme nada, pero con mirarme lo supo todo. Respiro hondo y decidió seguir con su empresa y sacarla adelante. Mí show siguió y yo bajé pocas estaciones después, pero el siguió, no podía hablarme no le di tiempo. Aun conserva la carta y quedamos en encontrarnos le pedí compartir su historia que retrataba la de muchos y también le dio fuerzas y confianza a quienes la leyeron. Las palabras son mágicas, podemos acompañar por siempre historias y dar ese aliento, o generar males que pesaran siempre …un gran poder conlleva una gran responsabilidad … Cuiden sus palabras … Desde siempre sentí que podía generar algo especial con las palabras , con la confirmación de está y tantas historias, en este tiempo pude resignificar mí designio … Soy mentor 🙏🏽…

1 comentario en “Mentor y el poder de la palabra”

  1. Felicidades por tus aportes a la sociedad y compartir en este blog tus experiencias, creo que el poder de la palabra es increíble y debemos usarlo de forma positiva, a través del arte es posible generar muchos estímulos e influir sobre la gente.

    Responder

Deja un comentario