El IKIGAI. En los individuos y en las empresas.

El IKIGAI en la dimensión individual:

Más arriba se detalla la pirámide de Maslow.  Si tuviésemos que ubicar al Ikigai (tu Propósito en la vida o la Razón por la cual te levantas a la mañana), donde la ubicarías?


Según Dan Buettner, el secreto de una vida longeva en las zonas azules se debe además de ciertos hábitos saludables a conocer el IKIGAI personal.

Ikigai es un concepto Japonés que se hizo conocido en la Isla de Okinawa, Japón, con mayor precisión en la ciudad de Oguimi.

Dice la historia que los habitantes de esa ciudad tienen varios IKIGAIs, lo que los mantiene vivos.

Encontrar el Ikigai es una búsqueda interior y profunda. Se requiere para encontrarlo hacerse preguntas tales como: Qué es lo que te gusta, En qué soy bueno (habilidades), Qué es lo que el mundo/comunidad/clientes necesitan, y que le puedo aportar,por lo que te pueden o podrían pagar (Mercado/BMC modelo de ingresos).

El IKIGAI en las empresas:

Si el concepto del Ikigai lo extrapolamos a las empresas, encontramos razones para tener una Razón de ser en las Organizaciones:

Cómo diría Simon Sinek en su famoso libro Start with Why,  «los lideres son tales cuando empiezan por el por qué, y actúan en una cierta manera coherente con ese por qué.. Esto les sirve para ganar autoridad y confianza de los demás, y así podrán ver claramente la dirección a donde apuntan.»

Uno de los estudios del Harvard Business Review (The power of meeting your employees’ needs, T.Schwartz, C.Porath, 2014) nos ha ayudado a demostrar que cuando los empleados están conectados con su propósito personal  y el de la organización, su motivación dispara.

 

Si no aprovechas el concepto de Propósito puede suceder que:

  1. Desaproveches talentos
  2. Trabajes como individuos y no como equipos
  3. Aumentes la desmotivación

Para Implementarlo es necesario conectar con:

  1. Pasiones
  2. Valores
  3. Reconocer los resultados que aportan más satisfacción
  4. Alinear los objetivos individuales con los de los equipos
  5. Premiar los comportamientos en línea con el propósito
  6. Buscar una definición común del éxito en los equipos

Es fundamental la coherencia entre el IKIGAI del CEO de la compañía y sus primeras líneas en concordancia con lo que los individuos creen de ello. La toma de decisiones gerenciales estará así orientada en función de un trabajo profundo y sostenible en el tiempo, más allá de lo cotidiano.

Tener claro el IKIGAI es conocer el rumbo, es encaminar las diferentes áreas hacia el fin común, es coordinar, cooperar y colaborar.

Es integrar y construir en conjunto.

En el libro el ´Metodo Ikigai´, de Hector Garcia y Francesc Miralles,  se detallan estas IDEAS FUERZA que resumen la aplicación del concepto en lo personal y en lo profesional y son:

  • SHINKANSEN: tener un pensamiento de “tren bala”. Objetivo ambicioso.
  • FALSOS IMPOSIBLES: todos tenemos imposibles mentales que nos limitan.
  • GAMBARIMASU: persevera hasta que consigas lo que te propones.
  • PRÁCTICA DELIBERADA: hacerla cotidiana para crear hábitos de futuro.
  • FEEDBACK CONTINUO: qué dejar, qué seguir y qué comenzar.
  • SENPAI: pon un mentor en tu vida para avanzar.
  • EMULACION: copiar, imitar y superar continuamente.
  • ENCUENTRA TU ELEMENTO: a través de lo que no te gusta llegar a lo que te gusta.
  • LAS TRECE VIRTUDES DE BENJAMIN FRANKLIN: crea tu libreta de virtudes.
  • GASSHUKU: hacer retiro y sesiones de creatividad.
  • ZONA DE CONFORT: hacer escapadas para explorar y aprender.
  • TIMING: tomar cada tren a tiempo sabiendo lo que es importante y urgente.
  • LEY DE PARETO: la regla del 80/20. Menos es más y cuál es tu 20%.
  • NAMING: el poder de nombrar los proyectos.
  • DESPIERTA TU NIÑO: para resucitar tus sueños infantiles.
  • NOSTALGIA DE TUS ÉXITOS: tus emociones de éxito son una reserva de felicidad.
  • MAPA DE AMIGOS: con quienes pasas más tiempo definen tu estado anímico.
  • RETROSPECTIVA: conecta los puntos de tu pasado mirando hacia adelante.
  • DIETA DIGITAL: tener hábitos analógicos para relajarse.
  • SLOW LIFE: caminando lentamente en tu vida se llega lejos.
  • CENTRARSE: en un solo objetivo, practicar la perseverancia y evitar la multitarea.
  • ESCRIBIR ES CRIBAR: llevar una bitácora vital.
  • HAIKU: despierta tus emociones a través de la poesía.
  • DECISIONES CRUCIALES: tomar decisiones importantes cada día.
  • NIGHTSHIFT: intentar tener sueños lúcidos. Ser un onironauta.
  • ENSO: trazar un círculo en una sola pincelada con la mente desinhibida.
  • KOAN: el poder del pensamiento lateral. Trabajar tu intuición.
  • MINDFULNESS: cultivar diariamente la atención plena.
  • SERENDIPIA: abre las puertas a lo inesperado.
  • RAK (Random Acts of Kindness): haz actos aleatorios de amabilidad.
  • TACTO: incorpora el tacto a tu vida y no dejes de abrazar.
  • TOLERANCIA A LA INCERTIDUMBRE: el mejor plan es no tener plan.
  • KAIZEN: planear/hacer/comprobar. Actuar de la filosofía TOYOTA.
  • KYUDO: el arte de tiro con arco. Requiere un entrenamiento exigente.
  • TOSHOGU: no veas, escuches y digas lo que no te gustaría para ti. Tres monos.

Incorpora esta lista en tus equipos, trabaja en forma individual y potencialos!

Deja un comentario